Comunidad


Creando un sistema de juSTICIA ENFOCADO EN LA COMUNIDAD

Las decisiones tomadas por el Fiscal de Distrito tienen a menudo un impacto directo y substancial en las vidas de aquellos que llaman a Fairfax su hogar. Con esta responsabilidad en mente, el Fiscal de Distrito DEBE ser una figura visible y de fácil acceso en nuestra comunidad. Como su Fiscal de Distrito, Steve va a estar en sus foros comunitarios, fiestas de vecindario y reuniones de Asociaciones de Propietarios. Él los va a invitar a que le cuenten sus experiencias con el sistema de justicia penal y sus ideas para mejorarlo. Él se va a comprometer honestamente con todas las personas sin importar el color de su piel, su código postal o cuánto dinero tengan.

Ser el Fiscal de Distrito no es solo otro trabajo legal. El trabajo del del Fiscal de Distrito es representar a la comunidad y asegurarse de que el sistema de justicia penal refleje los valores de la comunidad. Steve hará eso. El no quiere ser un simple Fiscal de Distrito; Steve quiere ser TU Fiscal de Distrito.


Mejorando la transparencia

Muy pocas personas saben lo que sucede en nuestro sistema de justicia penal. Steve cree que esto debe cambiar. Nuestro sistema de justicia penal afecta muchas vidas y mucho de nuestra comunidad para estar envuelto en misterio. Como miembro del Panel de Revisión Civil de la Policía del Condado de Fairfax, Steve ha luchado por traer mayor transparencia y atención al sistema de justicia penal. Él hará lo mismo como su Fiscal de Distrito. Steve juntará y distribuirá información sobre el estado de las prioridades de su oficina. Con Steve como su Fiscal de Distrito, ustedes sabrán exactamente lo que la oficina está intentando conseguir y qué tan cerca está de cumplir sus metas.


Ir más allá de las políticas “duras contra el crimen”

Las políticas “duras contra el crimen” son de corto alcance y afectan nuestra comunidad. Estas crean un ciclo de reducción de oportunidades que afecta a toda la comunidad, incrementa la pobreza y el crimen. Las personas que son judicializadas innecesariamente y encarceladas pierden sus trabajos. Si están manteniendo una familia, sus seres amados inevitablemente encontrarán más difícil costear sus hogares y poner tranquilamente comida en la mesa. Incluso luego de ser liberados, el encarcelamiento innecesario los excluirá de encontrar un trabajo decente, dificultando bastante el ganarse la vida de forma honesta.

Las dificultades ocasionadas por políticas “duras contra el crimen” no recaen únicamente en las personas injustamente encarceladas. Las políticas “duras contra el rimen” ahogan a varias generaciones en dificultades. Los niños que tienen un padre en la cárcel se preocupan por el siguiente plato de comida y de dónde van a obtenerlo; no de sus trabajos del colegio, su comunidad o su futuro. Inclusive los niños de la comunidad, cuyos padres no se encuentran involucrados con el sistema de justicia penal, vivirán en vecindarios con un mayor nivel de criminalidad y atenderán colegios sobrecargados, debido al incremento de la pobreza en la comunidad causado por políticas “duras contra el crimen”. La ética de las políticas “duras contra el crimen” apaga el futuro de esos niños antes de poder comenzar. Son niños con talento que deberían ser los siguientes líderes del Condado de Fairfax, pero nunca tendrán una oportunidad decente para alcanzar su potencial, porque las políticas, de corto alcance, “duras contra el crimen” diezman las oportunidades en su comunidad.

Steve trabajará por crear un sistema de justicia penal más inteligente, que va a generar el Condado de Fairfax justo, equitativo y con miras en el futuro que queremos. Un sistema de justicia penal más inteligente permitirá a nuestros vecindarios alcanzar su máximo potencial, sin importar el color de su piel, dónde vivan o cuánto dinero tengan. La activación de talento que se desperdiciaría en una administración “dura contra el crimen”, va a llevar al Condado de Fairfax hacia adelante y nos beneficiará a todos. Este sistema de justicia penal más inteligente también nos mantendrá seguros porque es verdadera justicia – el tipo de justicia que genera oportunidad y rechaza la desigualdad y la pobreza que crean el crimen.


Vigilancia justa y transparente de la aplicación de la ley

Aunque la mayoría de los oficiales son conscientes y toman sus juramentos de proteger y servir de manera seria, los abusos suceden. El Condado de Fairfax merece un Fiscal de Distrito que reconozca las buenas labores policiales y se levante frente a las malas. El trabajo de Steve en la junta del condado, encargado de dirigir la vigilancia civil de la policía – el Panel de Revisión Civil de la Policía del Condado – ha probado su habilidad de cumplir este complicado deber. Como Fiscal de Distrito, Steve va a continuar siendo un revisor independiente del comportamiento de la policía. Steve no va a judicializar casos que contengan acciones abusivas o discriminatorias de la policía y procesará la conducta indebida de la policía si es y cuando sea necesario. Sin importar las circunstancias, Steve luchará por la idea que nuestra comunidad demanda una buena e informada labor policial.


Protegiendo las comunidades inmigrantes

Como Fiscal Federal, Steve protegió inmigrantes de criminales que los tenían en la mira debido a su condición de inmigrantes. Él hará lo mismo como su Fiscal de Distrito. Steve sabe que sin importar su condición de inmigrantes, todos nuestros vecinos merecen la misma protección y el mismo acceso a la ley. El miedo que la aplicación de la ley que Donald Trump ha fomentado en las comunidades inmigrantes no hace nada más que aumentar el crimen. Cuando las comunidades están reacias a buscar la ayuda de la ley, esas comunidades se convierten en objetivos de alto valor y bajo riesgo para criminales. Cuando comunidades enteras tienen miedo de testificar, criminales peligrosos que deberían estar encarcelados vuelven a ser puestos en la calle. Steve va a hacer todo lo que esté a su alcance para hacer de su oficina un lugar seguro para todos, sin importar su condición de inmigrantes.

Además de proveer un sitio seguro, la oficina de Steve tendrá en cuenta las consecuencias de la inmigración cuando se tomen decisiones sobre cargos y reclamos. Aunque los fiscales usualmente se refieren a las consecuencias de la inmigración como “consecuencias laterales”, evadir la innecesaria destrucción de familias y comunidades será una prioridad alta para Steve como Fiscal de Distrito. Siempre que sea posible, Steve tomará decisiones sobre cargos y reclamos que limiten o eviten consecuencias migratorias. Seguir esta política mantendrá nuestras comunidades unidas y fuertes y demostrará el compromiso de nuestro Condado con la justicia equitativa para todos. Si dos personas cometen el mismo crimen, pero solo el castigo de uno incluye la deportación, es una perversión de la justicia y no un reflejo de los valores del Condado de Fairfax.


Derrumbar barreras para reformas inteligentes

Aunque el Fiscal de Distrito es el actor más poderoso del sistema de justicia penal de nuestro condado, la legislatura estatal tiene un gran impacto también. Al considerar los proyectos de ley de la justicia penal, la legislatura estatal pone atención a los fiscales de distritos fuertes en crímenes, oficiales de la ley de zonas de alto riesgo y grupos reaccionarios. Esos grupos tienen mucha influencia en Richmond y el resultado son leyes de justicia penal regresivas e impedimentos para reformas bastante necesarias.

Steve quiere que la legislatura escuche a los defensores de una justicia más inteligente. Steve va a abordar la legislatura estatal en un esfuerzo para convencerlos de llevar el sistema de justicia penal en una dirección más inteligente. El va a apoyar los esfuerzos de reforma en todo Virginia y buscará construir coaliciones con otros Fiscales progresistas para que el movimiento de reforma amplifique su poder en Richmond. Steve usará su plataforma como el líder del sistema de justicia penal de la jurisdicción más poblada y poderosa de Virginia para impulsar ideas de reforma en todo Virginia y levantarse ante los legisladores estatales que continúan poniéndose en el camino de reformas inteligentes.